viernes, 19 de febrero de 2010

DESORBITADOS

POETAS NOVÍSIMOS
DEL SUR DE LA ARGENTINA


En el Café Literario del Taller El Aleph se difundió material del libro 'Desorbitados', valiosa antología editada por el Fondo Nacional de las Artes.

Coincidimos con Juan Gelman en que 'la poesía es un acto de resistencia contra el envilecimiento de estos tiempos', y entonces hay que celebrar la aparición y circulación de cada buen libro de poemas. Es el caso de ''Desorbitados', título de una de las más valiosas recopilaciones de poesía contemporánea que se haya realizado últimamente en Argentina.

"Llegamos hasta una chacra donde un hombre nos estaba pensando entre unos árboles de hojas negras, y lo matamos porque nos dio miedo lo que pensaba" (Ariel Wiliams). Así reza uno de los epígrafes del prólogo de este libro, escrito por su antólogo Cristian Aliaga. El otro epígrafe que elige Aliaga -residente en Lago Puelo, Chubut- es una frase de Juan Larrea en carta a León Felipe: "Más que inclasificables, somos desorbitados".

Inspiración y fundamento, se diría, si tratásemos de calificar (con dos sustantivos) a semejante fuerza poética que es una y a la vez tantas como autores convoca este libro. 'Desorbitados' representa otro acierto del Fondo Nacional de las Artes, que en casi 500 páginas descubre, rescata y proyecta 40 nombres de la poesía que viene.